Servicios

Coaching preconcepcional

El deseo de ser madre nace de las entrañas, no de la cabeza ni de circunstancias externas, y no es nuestro yo racional quien nos ayudará a decidir si nos dejamos llevar por ese deseo o preferimos posponerlo o ignorarlo. Tu coach te ayudará a explorar tus sentimientos acerca de la maternidad, a conectar con tu esencia, con tus valores y con tus objetivos vitales, en definitiva, a crear un estado de conciencia desde el que puedas responder con convicción por qué, para qué vas a abrir la puerta de la maternidad y qué esperas que ocurra en tu vida cuando hayas cruzado ese umbral sin retorno.

BebéTendrás la oportunidad de diseñar estrategias eficaces para que los cambios que se avecinan en tu vida te encuentren equilibrada y segura, con todos los recursos necesarios a punto: saldar cuentas con el pasado; revisitar tu relación con tu propia madre; gestionar cuestiones prácticas en el terreno laboral, doméstico, familiar, conyugal...; o adoptar estilos de vida favorables a la concepción. La agenda la decides té.

Si ya estás convencida de que quieres tener un hijo pero el embarazo se hace esperar, tal vez estés experimentando emociones muy complejas y dolorosas: desencuentros con tu pareja, dudas acerca de la necesidad de ingresar en un programa de fertilidad, sentimientos de inadecuación, interrogantes sobre la adopción o el acogimiento... El coaching te ayuda a aclarar tu mente, a tomar decisiones, a vivir esta etapa con serenidad y aceptación, a diseñar planes de acción coherentes con tu propósito que te permitan alcanzar tus objetivos, o aproximarte a ellos tanto como sea posible.

Si, por el contrario, no sientes el deseo de ser madre, conversar con un coach te ayudará a clarificar tus objetivos, separando tus deseos de las expectativas sociales o familiares. Podrás sentirte segura y satisfecha con tu elección y encontrar la serenidad que proporciona vivir con autenticidad la vida de plenitud que tú has escogido.

2010 Chus Marcos Coaching, todos los derechos reservados.